¿Qué es el color? Es belleza. Y no sé si atreverme, en cosa tan sencilla, / a decir que hubo una primavera amarilla, / con unas vetas verdes, / con unos jaspes grises / en olas circunflejas como en el mar de Ulises (Alfonso Reyes, «Poema para un mordisco»). El color como la música llega por un atajo hasta nuestros sentidos y sentimientos (Philip Ball). Y nos conduce a aprender a ver. Para Kandinsky, el color desempeña un lenguaje universal del alma y logra asociaciones concretas y objetivas. El mundo es mudanza, cambio, movimiento, y nada mejor que los colores para transmitirlo, pues a decir de Paul Klee los colores aportan calidad y volumen a los objetos y sobre todo claridad, ya que se manifiestan entre claroscuros: el blanco
da ingravidez al color, mientras que el negro le da peso. Entre estos dos polos su riqueza cromática produce infinidad de matices. A lo largo de la historia, los colores se han ido nombrando de diferentes maneras de acuerdo a cómo se han ido descubriendo nuevos pigmentos. Y esto ha producido connotaciones simbólicas
y espirituales.

Presenciamos así dos sistemas del color distintos, por un lado el de la percepción, que nos rodea y nos aporta la naturaleza; por el otro, el color pictórico, el que el arte necesita. Lo cierto es que el espectro prismático, ese juego de luz y sombra, esa mezcla heterogénea de rayos refrangibles, rayos de distintas longitudes
de onda a través de diferentes ángulos, ha cautivado y asombrado a científicos y artistas.

Nombrar los universos creados con y a través de los colores es el tema de este número de Luvina, desde tonos imaginarios hasta máquinas cibernéticas, desde imágenes prehistóricas hasta aventuras del porvenir, desde encrucijadas existenciales hasta idiosincrasias, desde cajones herrumbrosos hasta el arcoíris de los reflejos, desde haikús hasta tintes musicales, desde el despojo de la visión hasta el regocijo de los vitrales. Los colores, con todos sus juegos visuales vueltos versos y tramas, reflexiones y conceptos, se despliegan en múltiples textos literarios dando cuenta de lo extraordinario del mundo real y de la riqueza de los sitios descubiertos y plasmados en la ficción

Contenido

Concurso Literario Luvina Joven

Páramo