No hay humanidad más que donde hay comunicación entre seres humanos a través de la acción y del discurso. Tal premisa de Hannah Arendt nos lleva a considerar la trama humana como una serie de acciones con dimensión social, mediante un lenguaje que permite establecer una serie ilimitada de esas mismas acciones, repetirlas y codificarlas. […]