La hija / Janice Lee

(fragmentos)

 

He desenterrado de la arena el cadáver de un pulpo. ¿Cuánto tiempo tendrá?
    
    
    
     El creador del mundo no hizo estas cosas a su imagen y semejanza sino que las copió de los arquetipos que están fuera de él mismo.
    
    
    
     Mi cabeza está llena de mitos.
    
    
    
     «A fin de que descubras tu propia sustancia tienes que indagar en el interior de
     otra persona».
    
     *
    
    
     Todos los que se acercaban se aterrorizaban con su mirada. Ella misma decía que la causa fue que había visto una luz enceguecedora parecida a un rostro humano. Ella temía que su propio corazón estallara en trocitos bajo su presencia. Por consiguiente, transida de terror, apartó la cara de inmediato y cayó al suelo. Y ésa fue la razón por la cual su rostro no era
               desagradable para los demás.
    
    
    
     Hija, hija mía, ¿qué tanto te has alejado?
     Hija, hija mía, ¿acaso te encuentras bajo la maleza, bajo el cielo y las estrellas?
     Hija, hija mía, no te hallo en mis recuerdos.
    
    

     Versión de Rubén Gil
 
 

Daughter
   
I have unearthed the corpse of an octopus in the sand. How old is it? / The creator of the world did not fashion these things directly from himself but copied them from archetypes outside himself. //My head is full of myth. // «In order to discover your own contents you have to investigate the inside of someone else».
    
     ]

     All who came to her were filled with terror at the first glance. As to the cause of this, she herself used to say that she had seen a piercing light resembling a human face.  At the sight of it, she feared that her heart would burst into little pieces. Therefore, overcome with terror, she instantly turned her face away and fell to the ground.  And that was the reason why her face was not terrible to others. // Daughter, daughter, have you gone far? / Daughter, daughter, are you in the undergrowth, the sky, the stars?/ Daughter, daughter, I can not find you anywhere in my memories.